10 consejos para desarrollar tu propia colección de vinos

78518907_2.jpg

¿Quién no quisiera tener una colección propia de vinos en su casa? Para esto necesitas básicamente dos cosas: los vinos elegidos y el lugar donde ponerlos. Lógicamente, el problema es disponer del dinero para comprar lo necesario. Pero hagamos de cuenta que ese no es problema, y continuemos pensando en cómo hacer nuestra propia colección de vinos. Si tienes ganas de poseer tu propia colección de vinos, te traemos algunos consejos útiles a tener en cuenta.

Primer paso: Determinar el tamaño de la bodega. De nada sirve tener un sótano inmenso si uno consume 10 botellas al año. Hay que pensar primero en cuánto se consume anualmente, cuántos vinos está uno dispuesto a cuidar, y cuánto tiempo cree uno que tendrá para dedicarle al cuidado de esta colección. No olvidemos que un factor importantísimo en la colección del vino es el tiempo. También conviene considerar el presupuesto del que uno dispone.

Segundo: Requisitos de almacenamiento. Una bodega debe cumplir ciertos requisitos para estar en las condiciones adecuadas. De nada sirve tener un montón de botellas agrupadas si el sitio en el que se encuentran no está con la humedad y temperatura correctas. Determinar si será un sótano, una bodega o una instalación de almacenamiento profesional le servirá de utilidad.

Tercero: Definir la diversidad de preferencia. ¿Qué tipos de vino pienso tener en la colección para guardar a largo plazo? Algunos convienen más que otros.

Cuarto: Definir los criterios de compra. El vino que compremos debe seguir ciertos criterios. Como decíamos, algunos convienen más que otros, puesto que no todos los vinos mejoran con la edad. Hay que enfocarse en la calidad de los productores y verificar si la cosecha que se compra ha sido buena. Estos objetivos pueden establecerse en dos criterios: Por regiones (categoría del vino, variedades, color, tipo, calidad), por probable período de envejecimiento (es decir, tiempo de mejor maduración), por fechas en que pienso consumirlo, por costo, por tamaño de la botella, o por favoritismo (es decir, los que hayamos guardado para determinada ocasión como aniversarios, casamientos, etc).

Quinto: Desarrollar una buena fuente donde comprarlos. Gran parte del esfuerzo se evita si tenemos una persona de confianza que nos aconseje. Un buen minorista nos aconseja y recomienda cuando es negocio y cuando no lo es.

Sexto: Saborear antes de comprar. Siempre hay que seguir los gustos personales, más allá de lo que digan los críticos o la puntuación que se le haya dado al vino. Siempre que sea posible hay que seguir al paladar. En definitiva, somos nosotros quienes lo vamos a consumir.

Séptimo. Piense a futuro sus compras. También es cierto que sus preferencias pueden cambiar con el tiempo. No es necesario llenar la bodega en seis meses. Una compra precipitada corre riesgos de sobrecarga o malas compras. Lo ideal sería cada año comprar nuevas botellas y colocarlas en la parte de abajo. No hay que llenar la bodega con botellas, siempre es mejor dejar espacio. Más vale poco y bueno que mucho y dudoso.

Octavo: Pagar de acuerdo con lo que vale. Las "ofertas" generalmente no son buena consejera. Es muy frustrante abrir un vino luego de 10 años de conservarlo y cuidarlo para llevarse una decepción y darse cuenta que el vino era para consumir en el momento de comprado. Es un esfuerzo que puede generar un muy mal rato.

Noveno: Evaluación anual. Año a año mida el progreso de su colección. Revise sus objetivos. Puede considerar también vender esos vinos que con el tiempo ya no coinciden con sus gustos si el resultado ha sido favorable.

Décimo: Vender los vinos regularmente. Esta no es una mala idea, ya que si bien la mayoría de los coleccionistas piensa que nunca venderá sus botellas, a medida que crece su experiencia de degustación y evolucionan sus gustos se da cuenta que algunos vinos es más ventajoso venderlos y comprar más vinos. Además la venta ayuda a cuidar con más atención nuestra colección. Quien dice; ¡quizás esto pueda pasar a ser más que un pasatiempo!

Vía | thewinecollector

Artículos recomendados

1 Comentarios

[...] poco hablamos de las medidas que una persona debía tomar al momento de realizar su propia colección de vinos. Planteamos pautas para comenzar y hacer rendir al máximo una colección de vinos y eventualmente [...]

Mié, 2008-02-20 10:48
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.