El Champagne más caro del mundo

El-champagne-mas-caro-del-mundo-2.jpg v0lha - RF - Thinkstock

Después de haberte contado un poco sobre el Armand de Brignac y haber visto artículos sobre la cerveza y el vino más costoso del mundo, hoy te enterarás a qué marca pertenece la botella de champagne más cara del mundo.

El Gran Catador presentaremos cuál es el Champagne más caro del mundo ¡pero no sólo eso! Y es que me fascinan tanto los rankings que en realidad he preparado una pequeña lista para que te enteres de cuáles son los tres champagnes más caros del mundo.

Los más caros del mundo

El-champagne-mas-caro-del-mundo-1.jpg Thinkstock/Hemera

Dom Perignon White Gold Jeroboam

€ 40.000

En el tercer lugar de nuestro ranking se encuentra el Dom Perignon, quien en el 2005 se convirtió en el champagne más caro del mundo porque se vendía en botellas de tres litros hechas de oro blanco. Este champán se comercializó para conmemorar el Año Nuevo y su alto precio se debía especialmente a su botella.

Pernod-Ricard Perrier-Jouet

€ 50.000

Si observas bien la marca recordarás que son dos de las compañías más grandes que elaboraban Pastis, Pernod y Ricard, que luego de una constante lucha por el podio se fusionaron para ser aún más sobresalientes. En el 2005, la botella del Pernod-Ricard Perrier-Jouet se convirtió en más cara del mundo. La caja de 12 botellas tenía un costo de 50 mil euros, es decir, 4.166 euros por cada botella de 75 cl.

El-champagne-mas-caro-del-mundo-3.jpg Thinkstock/PhotoDisc

Shipwrecked 1907 Heidsieck

€ 275.000

Es el champagne más caro del mundo. El nombre proviene de su historia, ya que shipwrecked significa náufrago. Corría el año 1916 y una familia imperial rusa se encontraba en la espera de su champagne favorito que partía desde el viñedo de Heidsieck en Champagne (Francia). Esta mercadería nunca llegaría a destino, ya que el barco naufragó frente a las costas de Finlandia y las botellas de Champagne estuvieron perdidas por más de 80 años. En 1997, un grupo de buzos descubrieron más de 200 botellas del Shipwrecked 1907 Heidsieck. Hoy en día, son las botellas más caras del mundo y se venden a los huéspedes en el hotel Ritz-Carlton en Moscú.

¿Gastarías tanto dinero en comprar alguna de estas botellas de champagne? A mí me encantaría probar el champagne que estuvo sumergido en las profundidades del mar por más de 8 décadas. ¡Impresionante!

Artículos recomendados

Comentarios