Vino tinto frío: ¿sí o no?

Imagen de Luisa de la Borda
Enviado por: Luisa de la Borda

La temperatura del vino puede afectar negativa o positivamente el sabor, el aroma y la calidad del vino. Creo que todos sabemos que los vinos blancos obtienen mucho mejor sabor cuando los mantenemos por 1 o 2 horas en la heladera antes de servirlos, pero ¿se debe servir el vino tinto frío?

Es una pregunta un tanto polémica, ya que hay quienes dicen que el vino tinto debe beberse a temperatura de ambiente, pero otros varios prefieren darle unos minutos en el refrigerador y tomarlo frío. Por ello, en este artículo de El Gran Catador veremos la temperatura ideal para servir el vino tinto.

Temperatura de los vinos tintos

Para los que piensan que el vino tinto no debe o puede ser enfriado, hoy romperemos mitos. Antes de servir, el vino tinto puede ser enfriado entre 17°C y 18°C (62°F a 65 °F). Eso quiere decir que deben permanecer en el refrigerador unos 30 a 45 minutos.

Debe ser enfriada porque el alcohol se evapora más rápido en altas temperaturas y esto puede interferir en los aromas de los vinos de cuerpo ligero. Al mantenerlo frío se retardará la evaporación del alcohol y, como consecuencia, mejora el aroma y sabor del tinto.

El mito de que el vino se debe toma a “temperatura de ambiente” tiene su origen en que las temperaturas en Europa estaban alrededor de 60°F y no las que encontramos hoy en día, y menor en época de verano o días de intenso calor.

Consejos sobre vino

  • No almacenes el vino en el refrigerador, porque puede hacer del sabor del vino simple y plano. En pocas palabras… ¡Lo arruina!
  • Si tienes que enfriar el vino rápidamente, no coloques hielos dentro de la bebida. Lo mejor que puedes hacer en ese caso es colocar la botella en un recipiente con agua fría y con hielo.
  • No es recomendable beber el vino muy frío; para moderar la temperatura puedes servirlo en vasos calientes o utilizar el microondas, pero ten cuidado con cocinarlo, harán falta unos pocos segundos para regresarlo a la temperatura ideal.

Por último, me gustaría aclararte que no existe la “temperatura correcta” para beber el vino, ya que mucho depende del gusto de cada uno. En este artículo solamente he querido romper un mito sobre el tinto y animarte a que también lo puedas probar frío… ¡sobre todo en verano!

Artículos recomendados

Comentarios