Consumo moderado de cerveza o vino mantiene los huesos sanos

86490593_0.jpg

Las ventajas de consumir vino siguen creciendo, esta vez un estudio indica que el consumo moderado de alcohol ha sido relacionado con una mejor densidad mineral ósea.

El estudio epidemiológico, realizado en hombres y mujeres postmenopáusicas de más de 60 años de edad también indicó que beber mucho, en especial bebidas de alta graduación tiene el efecto contrario.

80613357_0.jpg

Los resultados, de los investigadores del Centro de Nutrición y Envejecimiento de la Universidad de Tufos, sugieren que un consumo moderado regular de cerveza o vino es capaz de tener efectos positivos en los huesos, mientras un consumo elevado de alcohol puede contribuir a la pérdida ósea.

El estudio analizó la densidad mineral ósea en muestras tomadas en tres puntos de la cadera y en la espina lumbar de 1.182 hombres, 1.289 mujeres postmenopáusicas y 248 mujeres premonopáusicas.

La ingesta de alcohol en cerveza equivalía a un vaso, botella o tercio, mientras que la de vino era igual a un vaso de 118 mililitros, y una copa era el equivalente a 42 mililtros de licor.

Artículos recomendados

Comentarios