El cuidado del suelo para cultivar vid

rf244689.jpg

Un buen vino comienza a producirse desde la plantación de la vid, y para el cultivo de la misma se necesitan determinadas características particulares en el suelo.

El PH no puede ser demasiado ácido ni con demasiada materia orgánica, si es así la cepa tendrá mucho vigor y también habrá un exceso de vegetación, y la abundancia de vegetación incrementa el riesgo de que la cepa contraiga enfermedades.

Con un PH adecuado la planta asimila mejor los microelementos del suelo, pero, a la hora de plantar, hay que ser cuidadosos con la elección de un patrón que tenga afinidad con el suelo y con la variedad, por ejemplo, en suelos pobres es necesario un patrón medio, es decir de mucho vigor, mientras que en los más ricos un patrón de poco vigor.

Para diseñar y delinear la plantación, se debe disponer las plantas de tal forma que queden preparadas para una futura conducción en alambrado. La orientación debe ser sudeste o sudoeste, para que obtenga la mayor cantidad de sol durante todo el día, ya que la luminosidad es un muy importante en la maduración.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.