Efectos del vino blanco en los dientes

82152637.jpg Jupiterimages/Goodshot/Thinkstock

En la vida no todo es color de rosa, el vino por ejemplo es bueno para la salud en cantidades moderadas, pero, si abusamos de él puede afectarnos negativamente.

Con el vino blanco pasa algo particular, tomarlo con frecuencia es dañino para los dientes ya que los ácidos del vino blanco erosionan el esmalte dental. Para solucionar este problema es recomendable tomar alimentos como el queso, ricos en calcio.

Este ‘problema’ no se debe a la cosecha, el origen o el nivel de alcohol, sino del PH del vino blanco en contacto con la dentadura, cuanto más duradero sea el contacto más afecta al calcio dental.

Una alternativa para equilibrar el efecto del PH del vino es comer, a la vez que se toma vino, productos lácteos ricos en calcio, como el queso.

Cuando experimentaron en el laboratorio para ver la forma en que afecta el vino a la dentadura, en los dientes adultos empapados en vino durante 24 horas el esmalte resultaba afectado en un 60%.

En fin, habrá que tomar algunas medidas para que nuestra sonrisa no se vea afectada, mucho calcio y cepillado de dientes para evitar posibles complicaciones.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.