Licor de Anís

Imagen de Eliana Colman
Enviado por: Eliana Colman

El licor de anís es una bebida alcohólica que se elabora a partir de la destilación de semillas de anís, planta que crece en toda la cuenca mediterránea, con algunas hierbas.

Es una bebida ‘fuerte’, al punto de que cuando se lo bebe solo puede producir una quemazón en la garganta.

Al igual que otros licores, se dice que el de anís es bueno para la salud, antiguamente se lo consumía con fines digestivos y para equilibrar el organismo, pero obviamente que con moderación, sino lo que se obtendrá será una fuerte resaca.

Puede alcanzar los 45 % de graduación alcohólica y para que no resulte tan seco se debe servir con un poco de agua o emplear en tragos.

De acuerdo a las zonas en las cuales se elabore recibe diversos nombres: en España se lo conoce como Chinchón en algunas zonas, mientras que en otras como Cazalla, en Venezuela se lo llama Aguardiente, y en Francia, Anisette.

Su origen no es claro, algunos dicen que esta bebida fue incorporada a las zonas del mediterráneo por Carlo Magno y otros que fue inventada por el francés Pierre Ordanaire y que es una destilación derivada del ajenjo, mezclada con hinojo e hisopo.

anterior Cócteles famosos, los últimos de la lista siguiente Calorías de las bebidas alcohólicas

Artículos recomendados

Comentarios