Licor de miel y azafrán

101351000.jpg Hemera/Thinkstock

Los licores son unas de mis bebidas alcohólicas favoritas, se pueden disfrutar solos o en tragos acompañados de otras bebidas, son ideales para beber en una sobremesa charlando largamente con familiares y amigos, y en algunos casos son muy fáciles de preparar.

Elaborar licores caseros para tener guardaditos para alguna ocasión especial o para regalar a nuestros seres queridos, puede ser un hobby que les permita incursionar en el mundo de las bebidas alcohólicas desde otro punto, no ya como consumidor, sino como fabricante.

Preparar licores no es tan complicado como uno puede pensar, depende del licor que queramos hacer. Hoy les traigo uno muy simple y delicioso: licor de miel y azafrán.

Ingredientes:
350 g de miel
1 / 2 vaina de vainilla, finamente picada
1 rama de canela
10 granos de pimienta negra
1 / 4 cucharadita de nuez moscada recién rallada
Una pizca de hebras de azafrán
3 tiras de cáscara de limón, la corteza blanca
750 ml de vodka polaco

Modo de preparación:
En una olla colocar: miel, 125 ml de agua, la vaina de vainilla, canela, pimienta, nuez moscada y el azafrán y llevar a ebullición. Reducir rápidamente el calor y cocinar a fuego lento durante 5 minutos. Retirar del fuego, agregar la ralladura de limón y dejar en infusionar durante 20 minutos.

Volver a calentar hasta hervir, retirar del fuego, dejar enfriar por completo y agregar el vodka.

Con cuidado pasar la preparación a un frasco hermético y esterilizado y dejar reposar por una semana, aunque cabe destacar que con el tiempo va mejorando.

Pueden beberlo solo o combinarlo con un poco de champagne.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.