Cómo hacer vino de fresa

Imagen de Luisa de la Borda
Enviado por: Luisa de la Borda

Las fresas es un excelente ingrediente para hacer tragos sencillos y dulces pero también es uno de los frutos que puede reemplazar a la uva para elaborar un delicioso vino. ¿Te arriesgas a preparar esta nueva receta?

En este artículo, te propongo dejar las uvas de lado y aprender cómo hacer vino de fresa. Si te gusta probar cosas fuera de lo común, te aseguro que vale la pena aventurarse y hacerlo tú mismo.

Receta de vino de fresa

Ingredientes:

  • 7 kg. de fresas
  • Cubo fermentador
  • 1/4 cdta. de Bisulfito de sodio
  • 8 cdtas. de mezcla ácida (mezcla industrial de ácidos tartárico, málico y círtrico llamada Acid Blend).
  • Tanino del vino
  • 1/4 cdta. de enzima péctica
  • Agua
  • Azúcar
  • Levadura nutricional
  • 2 botellones o damajuanas

 

Modo de preparación:

  1. Cortar los tallos y las hojas de las fresas. Lavarlas en un recipiente aparte. También se puede utilizar fresas congeladas pero es necesario que las descongeles antes de iniciar la preparación.
  2. Limpiar el cubo fermentador (que debe tener 5 o 6 litros aproximadamente), añade las fresas y cúbrelo con suficiente agua para que tape los frutos.
  3. Añadir a la preparación bisulfito de sodio, esto sirve para eliminar las bacterias y el moho que puedan nacer en la preparación.
  4. Agregar la mezcla ácida y una cucharadita de tanino de vino en el cubo fermentador para darle sabor. Añadir la medida que dicta la receta de enzima péctica, esto es para reducir la apariencia lechosa de la preparación.
  5. Cubrir el recipiente fermentador con una toalla y dejarlo reposar durante 24 horas.
  6. Diluir el vino con máximo 5 galones de agua, mezclarlo con 14 tazas de azúcar y revolverlo hasta que se disuelva completamente.
  7. Añade la levadura nutricional, usa un paquete más 5 cucharaditas. Esto sirve para acelerar el proceso de fermentación.
  8. Tapa el cubo y espera a que el vino fermente durante 7 días. Pasado ese tiempo, utilizar el sifón del fermentador para colocarlo en los recipientes de vidrio (botellones o damajuanas de 5 litros). El sifón separa la pulpa y otros sedimentos.
  9. Luego, coloca la tapa hermética y deja que fermente durante seis semanas.
  10. Después de trascurridas las seis semanas, volver a pasar con ayuda del sifón de un recipiente de vidrio al otro. Cerrarlo nuevamente con una tapa hermética y dejar reposar durante 2 semanas.
  11. Tras ese tiempo, el vino de fresa debe tener una apariencia clara, no turbia. En ese momento podrás traspasar el contenido a botellas individuales.

Espero que esta receta te haya servido para aprender cómo hacer vino de fresa. Después de probar este vino, quizás quieras hacer tu propio vino de plátano. ¿Qué te parece?

anterior Una bebida para el invierno: la Grappamiel siguiente Margarita: un delicioso trago de México

Artículos recomendados

Comentarios