Degustación de tequila

degustacion-de-tequila.jpg

Al principio el tequila era una bebida fuerte, muy fuerte, tanto que era difícil beberla sola. En la actualidad el tequila dejó de ser solo alcohol: hoy en día hay mucho trabajo atrás de una botella de tequila, muchos sabores y aromas.

El mercado del tequila ha crecido, y se pueden encontrar muchas variedades, algo ideal para catar y buscar diferentes matices, categorías y calidades.

El tequila sólo puede ser producido en México, en concreto, el estado de Jalisco y según la ley mexicana se llama tequila a aquel que tenga por lo menos el 51 % del espíritu elaborado a partir de azúcares fermentados de la planta de agave azul. Los tequilas 100 % están hechos completamente de la planta de agave azul.

Hay básicamente dos clases de tequila, los 100 % y los elaborados con una parte de agave azul y otra parte de otro fermentado.

A la hora de beber tequila se puede optar por beberlo solo o en un coctel, y la forma en que lo bebamos será la que determine el tipo de tequila.

Para beberlo solo se puede optar por: Casa Dragones, Patrón, El Tesoro de Don Felipe

Para mezclar: Herradura, Cazadores, Tres Generaciones, José Cuervo 1800

Hay diferentes tipos de tequila, el blanco es el que está en su forma más pura, la variedad con el sabor de agave más dulce, ideales para preparar tragos.

El reposado es en que participan las barricas de roble en su elaboración. Es de un color ámbar y su dulzura contrasta con el sabor a madrera.

El tequila añejado es aquel que se deja en barricas de uno a tres años, es de color ámbar oscuro y su sabor es mucho más rico y suave, ya que absorbe más características de la madera.

El tequila añejado por más de tres años entra en la categoría de extra añejo y tiene un tono castaño oscuro y al beberlo se debe hacer de la misma forma que se disfrutaría un cognac.

etiqueta

Artículos recomendados

Comentarios

3 Comentarios

Una pregunta: El tequila que "se bebe limón y sal", ¿es un modismo, una costumbre snob? Particularmente a mí me interesa experimentar el sabor de un tequila extra añejo como se indica al final del artículo, "como el cognac", pero me gustaría saber si esa es la forma (en realidad nunca me interesó beber ningún destilado a "trago limpio", como un "shot", más bien disolviéndolo plácidamente en mi boca cual licor). Felicito pro la nota. :)

Lun, 2011-07-11 18:40

Hola Federico!
Beber el tequila, particularmente el blanco, con sal y limón, al estilo toc toc, es la forma tradicional de consumirlo en México, pero eso no quiere decir que sea la forma obligatoria de beberlo.
Creo que cada uno debe de buscar la forma perfecta para disfrutar de su bebida favorita, lo cual implica buscar diferentes formas para encontrar los matices de cada una de ellas.
En el caso particular de los tequila añejados creo que sin duda alguna lo mejor es disfrutarlos al mejor estilo cognac, para sentir cada una de las propiedades de ese tequila que fue pensado y cuidado para llegar hasta nosotros.
Saludos y gracias por comentar!

Jue, 2011-07-14 18:34

Hola!
Me permito hacer una aclaración con respecto a la pregunta de Federico:
La razón por la cual se empezó a beber el tequila con sal y limón es porque las técnicas de destilado de antaño no eran tan eficaces. Al destilar el tequila le quedaba una capa (y sabor) de aceite vegetal. Por esta razón se optaba por tomar un poco de sal (la cual crea una capa que cubre la lengua y evita el mal sabor del aceite), seguida por el tequila e inmediatamente después el limón, que contrarresta cualquier sabor desagradable que pudiera quedar.
En 1936, la película de Fernando Fuentes, "Allá en el rancho Grande" contribuyó a inmortalizar el mito del tequila con limón y sal, ya que en una de las escenas, los actores en una cantina se toman el tequila de esta manera (sal, tequila y limón).
Incluso hoy en día muchas personas, mexicanos y extranjeros, siguen tomando el tequila de esta manera. Es un mito, ¡que además es divertido!
Afortunadamente hoy en día se han perfeccionado las técnicas de destilación por lo cual sería una lástima no degustar de un buen tequila (de preferencia reposado o añejo) para apreciar los sabores y aromas que nos pueden proporcionar.
Como catadora de tequila, los invito a degustar un buen tequila, verán que es un verdadero placer para los sentidos!
Martha

Mar, 2012-08-14 20:24