La costumbre de mezclar café con bebidas alcohólicas

carajillo 2.jpg Andrea Carolina Sanchez Gonzalez - RF - Thinkstock

Existen muchos ingredientes que si bien no forman parte de los empleados tradicionalmente para elaborar los tragos, en ocasiones se emplean para dar sabores y combinaciones novedosas. El café no escapa de esta lista. A veces estas bebidas se incluyen dentro de la categoría de tragos, y en otros se clasifican como una forma de preparar el café; dependiendo del modo de servirlo y de la ocasión.

De esta forma surgió hace muchos años en España la costumbre de mezclar el café con Brandy, lo que se conoce como Café Carajillo que tiene su homólogo en Cuba llamado Rocío de Gallo el cual en lugar de Brandy emplea Aguardiente de caña o Ron.

También utilizando el Brandy se prepara el Brûlé, que en ocasiones se le llama también Carajillo. Los ingredientes son:

  • 1 medida de Brandy
  • un trozo de corteza de limón
  • 2 ó 3 granos de café
  • 1 medida de infusión de café

Se prepara mezclando el Brandy, la corteza de limón y los granos de café y calentándolos bien. Verter sobre la infusión de café también caliente, que estará colocada en un vaso o taza resistente al calor. Posteriormente se prende fuego y se sirve.

En algunos casos se emplea nata, leche fresca o condensada como otro de los ingredientes de estas preparaciones poniendo como ejemplo la grandiosa idea de un barman irlandés que decidió añadir Whisky Irlandés y nata a un café surgiendo el conocido Café Irlandés.

No muy lejos de allí en Escocia, surgió el llamado Café Escocés, en el que no podría faltar el Whisky originario de esta región. Se prepara mezclando:

  • Infusión de café
  • Azúcar
  • Licor de crema de café
  • Whisky escocés
  • Crema de leche

Se decora con nata batida  y pistachos bien picados.

Se conocen modalidades como el Café Moskovita, que como debe esperarse es una modalidad en la que se mezcla con Vodka. Entre otros de los muchos ingredientes empleados en estas recetas pueden encontrarse los licores de frutas, Crema Baileys, Crema Catalana, chocolate, Licor de Menta, huevos y frutas naturales.

Son muy versátiles las preparaciones conocidas que pueden realizarse empleando café y bebidas alcohólicas, logrando la exquisita combinación del excelente aroma y sabor amargo de esta infusión con los deliciosos bouquets de estas bebidas que resultan de una química perfecta para saborear deliciosas recetas en ocasiones refrescantes, en otras digestivas y hasta de cierto valor nutricional.

Artículos recomendados

Comentarios