Cómo hacer vino de arroz glutinoso

Vino%20de%20arroz%20glutinoso%20imagen.jpg brett beavers - RF - Thinkstock

¿Has pensado en hacer vino de arroz casero? Pues si, es totalmente posible. No contamos con la experiencia y metodología propia de los asiáticos, pero sí con los mínimos conocimientos acerca de lo que es un proceso fermentativo y las condiciones que requiere.

Al hablar de vino, según la etimología de la palabra, nos referimos al producto resultante de la fermentación de la uva. Sin embargo, muchas bebidas fermentadas con cierta graduación alcohólica, normalmente se conocen bajo el término de "vino", aunque exactamente no lo sean.

De ahí surge el famoso vino de arroz. Evidentemente el arroz, como cereal al fin, tiene un contenido considerable de almidones que son el sustrato perfecto para las laboriosas levaduras que transformarán maravillosamente el producto hasta obtener una deliciosa bebida.

En el Asia oriental es legendaria la tradición de producir bebidas alcohólicas a base de arroz, de ahi surge lo que en el occidente llamamos sake

El llamado arroz glutinoso, procedente de Asia, es el mejor. En este caso emplearemos una variedad conocida como Thai sweet rice (algo así como arroz dulce tailandés) que se caracteriza por ser glutinoso pero de grano largo y fino.

Receta para hacer vino de arroz glutinoso

Un%20hoyo%20en%20el%20centro%202.JPG Studio-Annika - RF - Thinkstock

Ingredientes:

  • 2 kg de arroz dulce tailandés
  • 8 g de levadura especial para vino de arroz (se conoce como angel rice wine yeast)
  • Agua

Modo de preparación

En un recipiente lo suficientemente grande colocamos el arroz en remojo con abundante agua que lo cubra totalmente por unas 12 horas.

Pasadas las 12 horas, lavamos el arroz en un colador grande, pasándolo por agua del grifo. Luego cocinamos el arroz al vapor y cuando esté listo, lo lavamos en el colador para separar lo más posible los granos.

A continuación, colocamos la levadura en una vasija de cerámica junto con el arroz. Mezclamos muy bien para incorporar ambos ingredientes y con ayuda de una cuchara aplastamos bien el arroz y hacemos un hoyo en el centro.

En el hoyo que hicimos en el arroz, añadimos la levadura que habíamos reservado y tapamos el recipiente cuidando de que no quede cerrado herméticamente. Dejamos leudar, es decir que esperamos a que aumente el volumen del arroz; tomará unas 12 horas.

Pasado el tiempo, se observará que al inclinar la vasija de cerámica el arroz será una masa compacta que se separa de los bordes. También verás cierta cantidad de vino fermentado en el hoyo que abrimos en el centro.

Ahora ya tenemos el vino que podrá embotellarse o simplemente almacenarse en la nevera.

Como has podido notar, su elaboración no es tan complicada, lo más difícil es adquirir las materias primas pero merece la pena considerarlo. Pues sí, no tienes que ir a Asia para degustar esta maravillosa receta.

¿Quieres aprender a preparar cócteles asiáticos? Entonces, quédate en El Gran Catador.

Artículos recomendados

1 Comentarios

El vino de arroz creo que les gustará a las personas que coleccionan vino porque el vino de arroz es mucho más fuerte que el vino común.

Sáb, 2012-03-31 19:05
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.